domingo, 21 de octubre de 2018

Ludwig e Isabella

Recién subí un video compartiendo parte de la trama de lo que es "Nieblas del Pasado 3" En donde obvio no sólo se sabe más sobre Constanza y Loui y de Leonor y Leopoldo sino también de una pareja especial; Ludwig e Isabella.
Cómo sabrán en "Nieblas del Pasado 2" se da ese reencuentro entre ellos, un amor que nació en 1,927 pero que por desgracia no logró concretarse. En este cuarto libro de la saga se conoce un poco más del relato que Isabella ya le había contado a su nieta Leonor sobre un primer amor en su vida pero es en este libro donde sin imaginarlo ambos personajes vuelven a encontrarse en sus años dorados haciendo que lo que una vez sintieron les inquiete la existencia que habían logrado mantener. Sin embargo es en Nieblas del Pasado 3 donde por fin Isabella se abre más en su sentir y le cuenta a su nieta lo que fue esa etapa de su vida, le narra cómo se conocieron ella y Ludwig y el amor que nació entre ellos como también el motivo que los separó y los condenó a vivir así.

"(...) en la tercer foto me derretí por completo, se la tomó en Madeira el mismo año del cumpleaños de Tita. Estaba sentado en un sillón mirando con seriedad a la cámara, a pesar de eso se miraba guapísimo, ahora entendía porque la abuela se había enamorado de él dejándola ciega sin poder ver a otro. El duque era extremadamente bello en 1,927 y esa mirada, su expresión, sus labios y todo él podía hacer que cualquier chica se desmayara con el sólo hecho de verlo. La imponente belleza de los Waldemberg sin duda era su sello personal." Diario de Leonor Hampton - Nieblas del Pasado 2

Te dejo el video sobre su historia, ¿te animas a conocerla? Lee "Nieblas del Pasado 3"

martes, 24 de abril de 2018

¡Feliz cumpleaños Constanza!

Como saben el 24 de Abril es una fecha especial para los libros de la saga, hoy es el cumpleaños de la protagonista, Constanza es alguien especial para mí porque fue mi primer personaje creado para la ficción de un libro y aunque quien inspiró los libros fue su prota masculino, lo especial de ella para mí es que fue quien terminó de dar vida a la historia contada desde su punto de vista volviéndola algo importante dentro de los libros. En la página de la saga hubo un especial sobre ella desde la media noche de este día y aquí vamos a hacer un recuento de los post.
"El diario de una mujer cuenta sobre él" así inicia el post y es que si quieres una historia fascinante y original entonces no dejes de leer "El Príncipe de Bórdovar" la primera entrega de la saga "Ocaso y Amanecer" que está publicado en digital e impreso, en bilogía o como libro único así que vamos a recordar un poco.

Quienes leyeron la historia sabrán lo que esta imagen significa pero antes de llegar a esta escena quiero desearle feliz cumple a mi primera protagonista, a la que me hizo creer que podía contar una historia y darla a conocer, bienvenid@s a este especial de Constanza Norman.

Una de las cosas que quise plasmar en el personaje al momento de crearlo fue su manera de ser y que mejor que dejarme guiar por la música, el gran Yanni fue de mucha ayuda al momento de escribir los libros de la saga y esta melodía fue la que escogí para la protagonista. Te invito a escucharla.
                                       
 

Constanza es la encargada de dar vida a la historia que es narrada en primera persona a través de sus ojos y su propia experiencia, en los primeros capítulos de extensa introducción se conoce su impresión, su sentir y lo que será ese nuevo mundo para ella cuando de pronto está en un reino tan extraño como hermoso sin imaginar que su vida dará un giro inesperado convirtiéndola en la propia protagonista de una historia que debía contarse y compartir con el mundo. Te invito a #leer los primeros capítulos del primer libro y revivir el inicio de una historia fascinante en el reino de Bórdovar. Para leer los primeros capítulos, haz click aquí


Como autora jamás me imaginé que los lectores destacarían muchas de las frases de los libros, (que puedes buscar en topfamousquotes.com hasta en fan arts que agradezco a quien o quienes los hicieron) frases de la propia Constanza y mucho menos que la saga llegaría a tener "un logrado lenguaje narrativo" como leí hace un tiempo algo que me llena de satisfacción y es que cuando se está inspirada las letras fluyen solas y los sentimientos de Constanza debían publicarse y compartirse. Ella jamás se imaginó que en ese reino conocería al hombre de su vida, a ese que le pondría todo de cabeza y que le despertaría los sentimientos más escondidos, uno que le recordaría que era una mujer y que estaba viva.





  
 Pero antes de conocerlo, las cosas no iban bien. La estadía de Constanza en el reino no será como la espera, debe cambiar costumbres, someterse a tradiciones y los choques de personalidades entre ella y su alteza comenzarán, ¿podrá soportarlo? Ella necesita con urgencia otro tipo de distracción porque el peso del tiempo en Bórdovar amenaza con su regreso a la civilización.

Uno de los regalos que me hicieron en su tiempo (entre otros) fue este fan art con algunas escenas del libro y es que cuando Constanza piensa que va a sumirse en un completo aburrimiento su existencia se centró en un solo momento cuando en un paseo conoce al hombre que le robaría el corazón, ese que no podía dejar de pensarlo, ese que comenzó a soñar y a desear, ese que sin saberlo se convirtió en su dueño marcándola con el fuego de sus bellos ojos y a partir de entonces supo que jamás volvería a ser la misma.
  
A lo largo de los libros encontrarás frases destacadas, escenas memorables y una lectura en lenguaje formal, vive junto a Constanza su experiencia en el reino de Bórdovar, conoce junto a ella a quienes la aman como también a quienes la odian, su amor por el hombre de su vida y su decisión que cambiará su existencia para siempre. En la segunda parte del libro narra la historia de su vida, de dónde es, sus padres, abuelos, ciudades, profesión y el cómo llegó a Bórdovar sin imaginar el cambio que le esperaba. ¿Quieres leer? Te animo a que conozcas el inicio de la historia de una gran mujer cuya experiencia personal esta escrita en los libros de la saga Ocaso y Amanecer, es su diario, es su vida. En la página de fb y twitter se compartirá más de sus frases a lo largo de la semana para revivir esta fascinante historia que inicia con la bilogía de El Príncipe de Bórdovar. 

sábado, 14 de abril de 2018

¡Feliz cumpleaños Leonor!

Como sabrán -si han leído la saga- hoy se celebra el cumpleaños de Leonor Hampton, nombre que se menciona varias veces en "El Príncipe de Bórdovar" y cuya historia se conoce hasta en "Nieblas del Pasado 1" Hoy en la página de fb se compartieron post desde la media noche para recordar un poco su historia, hagamos un recuento:

La historia de Leonor Hampton se conoce en Nieblas del Pasado 1, la segunda entrega de la saga que tiene la trama histórica ya que al encontrar su diario transporta al lector hasta ese 10 de Abril 1,976 no sin antes hacer conocer su árbol genealógico para saber su linaje y procedencia. Sin embargo, no es en Nieblas del Pasado donde se sabe de ella por primera vez sino en "El Príncipe de Bórdovar" donde se menciona su nombre en repetidas veces haciendo que el lector se pregunte quien fue ella, como era y lo que hizo, por desgracia su final también se conoce pero es hasta en Nieblas del Pasado 1 donde su historia inicia, si quieres conocer un poco más te invito a estar pendiente de la página a lo largo de este día, que es su cumpleaños. Bienvenid@s al especial de la bella Leonor, la madre de nuestro actual, querido y hermoso rey. Deja que las páginas del libro se abran y te cuenten su historia.
Pero también tiene su propio libro donde sabrás netamente sólo de ella, esta es la versión editada para quienes prefieren leer "Vientos de Cambios" en "El diario de Leonor Hampton" podrás leer a través del kindle su árbol genealógico completo.
Puedes acceder aquí
También aquí mismo en el blog hay una entrada sobre su árbol genealógico ya más resumido, haz click aquí.

Si bien Leonor desciende de un linaje noble (llegando hasta el mismísimo don Felipe V, rey de España) ella ya llegó al mundo de manera inesperada y que, por estigmas de la época su nacimiento llenó a su vez de luto a la familia. Leonor fue hija natural de la pareja que conformó Gisselle Hampton y Hans Kielsen. Sus padres se amaron pero —como sucede— por ciertas razones jamás pudieron casarse y el asunto se tornó peor cuando se dio paso a los malos entendidos. Para colmo todo sucede luego que Gisselle se embaraza y el estigma y la presión por ser “madre soltera” hace que su salud se deteriore, muriendo dos días después de nacer Leonor. La niña fue criada por su abuela y lo que para algunos fue una situación vergonzosa, con el tiempo el destino se encargó de situarla en el lugar que merecía estar. 
 Leonor creció como la niña consentida de su abuela Isabella y su tío George pero también su padre nunca renunció a ella y los problemas familiares se dieron a lo largo de su crecimiento hasta que el mismo día de su cumpleaños número 17 se decidió poner fin a los pleitos de una vez.

Su historia inicia el 10 de Abril de 1,976 y está narrada en primera persona y a manera de diario por lo que todo se ve desde su punto de vista, su amor platónico es el cantante Camilo Sesto, hasta que llega el momento (ese mismo día) en que realmente conoce el amor.

Barcelona 10 de Abril de 1976.
“Era hermoso, su mirada azul me estremecía y su boca mmmm… no me cansaba de verlo, ah… Camilo Sesto, Camilo Sesto...” —suspiraba al ver a tan bello hombre en la revista que tenía en mano, mientras en la radio escuchaba “Amor, Amar” la cual tarareaba junto con él:
“Amor, si tu dolor fuera mío
y el mío tuyo,
qué bonito sería...
amor... amar."


Lo que la chica no esperaba conocer previo a su cumpleaños era al hombre de su vida, sin imaginar quien era él.

Caminé en dirección a una de las veredas no sin antes mirar de nuevo hacia la fuente, sacudí mi cabeza, apreté los puños y cuando me giré para seguir caminando al primer paso que di choqué con él quedando atrapada en sus brazos.
—Hola —me saludó con una voz sumamente varonil y armoniosa mientras levantaba su mano derecha—. ¿Puedo obsequiarle esta flor?
Mientras tenía mis ojos y mi boca abiertos por la impresión de verlo y sentirlo, de verdad me había quedado en shock, era más hermoso ya de cerca, creí que sólo mi artista favorito y uno que otro actor eran los hombres más bellos que había visto pero éste, superaba al cien por ciento las expectativas, demasiado hermoso para ser real.
No supe cómo reaccionar debido a la impresión del momento, estaba hipnotizada por sus bellos y cristalinos ojos azules y el estar en sus brazos, me paralizó por completo haciendo que mi cerebro dejara de funcionar, clavé mis ojos en los suyos y no supe qué contestar.



Desde el momento que Leonor conoce al hombre de su vida jamás dejó de pensar en él, al contrario, hasta una canción se lo recordaba, un hombre como él era imposible de olvidar.

"(...) en mi mente lo miraba claramente y deseaba de nuevo poder estar en sus brazos, la tristeza se estaba apoderando de mí y sin pensarlo comencé a tararear la canción que era perfectamente sólo para él.
"On the day that you were born, the angels got together.
And decide to create a dream come true.
So they sprinkled moon dust in your hair
Of gold and starlight in your eyes of blue"


Ni corta ni perezosa Leonor invita a Leopold a su fiesta de cumpleaños y cómo no después de recibir una nota como esta en hermosos tulipanes.


—Mi cumpleaños es pasado mañana —le dije tratando de desviar la conversación y acariciando a Florentina—. Y me gustaría presentarte a mi familia, como amigo claro, si no te molesta.
—Claro que me gustará —sonrió—. Me hace feliz saber que nos conocimos en un buen momento y celebro otro año de felices primaveras para ti.
—Como ya sabes donde vivo, no será necesario darte la dirección, será pasado mañana a las 19:30 hrs. Mi familia sólo son mi abuela y un tío así que no tienes por qué preocuparte.
—¿Tendría que preocuparme? —preguntó con una ligera sonrisa.
—Tanto mi abuela como mi tío son un tanto celosos, pero es por determinadas circunstancias, ellos deben de estar al tanto de todo lo que hago y conocer a mis amigos, o al menos a los que me frecuentan.
—Me parece bien —alzó una ceja—. Eres una joya muy preciada… para ellos y tienen razón de cuidarte, ¿Tienes muchos amigos que te frecuentan?
—Algunos —contesté mientras sostenía a Florentina entre mis piernas—. Los conocerás en la fiesta y ahora que somos amigos… ¿Aún no me has dicho quién eres en realidad?


¿Y qué es una fiesta de cumpleaños sin música? Esta es la melodía que abre la fiesta de cumpleaños de Leonor.

"Cuando el grupo contratado comenzó la música dio inicio la celebración, me extrañó escuchar rock and roll pero era la versión de una canción que a la abuela le gustaba “Perfidia” no se escuchaba mal en buen ritmo de forma instrumental, por lo que algunos comenzaron a moverse al ritmo de la música."

Pero cuando llega el momento especial se necesita música especial.


—¿Me permite bailar con la señorita? —le preguntó un impecable Leopoldo seriamente a Andrés.
Sin que él le respondiera solté su mano y su hombro, Leopoldo al ver la acción me extendió su mano la cual yo acepté con gusto y al vernos Andrés, no tuvo más remedio que acceder. Leopoldo me tomó entre sus brazos y sentí que volvía a vivir, mi sangre fluía aceleradamente y mi corazón palpitaba con fuerza sólo por él. Me sentía en las nubes.
—Leopoldo creí que no vendrías —le dije cuando pude hablar.
—He estado aquí todo el tiempo. —Sonrió.
—¿Cómo?
—He visto cada paso, desde que apareciste y hasta ahora que vine a rescatarte.
—¿Has estado aquí todo este tiempo? —pregunté asombrada.
—Me encantan tus ojos. —Me miró fijamente—. Realmente luces hermosa hoy, toda tú eres preciosa, pareces otra mujer.
—No me cambies la conversación —bajé la cabeza, sonriendo y ruborizándome a la vez.
—Me siento muy orgulloso de tenerte de esta manera en mis
brazos —susurró en mi oído lo cual casi hace que me desmaye en sus brazos, sentía que mi corazón dejaría de bombear y no podía disimular el estremecimiento de mi cuerpo, estaba temblando a su contacto.
Bailar con él me hacía sentir en las nubes y perdí la noción de todo, sentía que sólo estábamos él y yo en ese momento, quería olvidarme de todos los que nos rodeaban, su mirada me había esclavizado y su sonrisa me cautivaba aún más, era bello, perfecto, único y por momentos me parecía que no era real, sin duda un hermoso ángel que se había escapado del cielo, era demasiado perfecto para ser terrenal, pero justo en ese momento alguien apareció de la nada sorprendiéndome, bajándome de mi nube de fantasía y al verlo, supe que mi fiesta se había acabado.


La fiesta de Leonor tomó un giro que nadie se imaginaba y que como familia y en la privacidad debieron afrontar y solucionar, ¿sabes lo que pasó? Te invito a revivir la historia de Leonor Hampton en Nieblas del Pasado 1 (versión contemporánea e histórica) o en El diario de Leonor Hampton (versión netamente histórica sobre ella) ambos libros disponibles en digital o impresos, ese año de 1976 sería inolvidable para ella.

¿Te ha gustado el post? Espero que sí, la historia de Leonor apenas y comienza en Nieblas del Pasado, en los siguientes libros se sabe mucho más de ella y su amor con Leo, así como de la historia de su abuela Isabella y de cómo el destino fue encajando las piezas en la vida de ambas. Te invito a sumergirte en esta fascinante historia que ha conquistado hasta a la misma Constanza como también te invito a que continúes leyéndola en su final que será en Nieblas del pasado 4.
Gracias por haberme acompañado en este especial, espero te animes a conocer la historia.


sábado, 6 de enero de 2018

Un hermoso cumpleañero en Día de Reyes

En el Día de Reyes la saga tiene un hermoso cumpleañero, ¿lo conoces? Se trata del padre de nuestro actual rey, personaje que conocemos en la entrega de Nieblas del Pasado y en Nieblas del Pasado 3 hay una escena de su cumpleaños previo a su coronación.







**FRAGMENTO SPOILER**


Para el 6 de Enero desde temprano los regalos y felicitaciones por parte de los Nobles, Consejo y Ministros para el príncipe no se hicieron esperar, se celebraba su vigésimo tercer cumpleaños y último como príncipe ya que a esa edad y por designios de Dios un joven rey se sentaría en el trono. Ese día pude tenerlo para mí hasta el ocaso debido a múltiples ocupaciones que tuvo pero no por eso evité felicitarlo desde el amanecer y darle su primer regalo del día. Era algo más lujoso que el reloj que le había dado en navidad, era un anillo, un anillo de oro puro con la cabeza de un león tallada que en su interior tenía la siguiente inscripción: “Con amor para el rey Leopoldo de su Leonor” algo que lo emocionó mucho y sin dudarlo me hizo ponérselo aunque me desilusioné al ver que no le había atinado a la talla. Al menos le quedó en el meñique y aunque yo resoplara e hiciera pucheros él me hizo sentir bien diciéndome que la intención era suficiente, que era un maravilloso regalo y que no se lo iba a quitar y comiéndome los labios a besos debido a mi puchero que lo había conquistado más me quitó mi enojo, ¿besándome me iba a quitar mis pucheros? Pues iba a hacerlo muy pero muy seguido entonces, me encantó la sensación, besó el anillo en su dedo y yo besé el mío, algo del uno estaba con el otro. Su ausencia de ese día me sirvió para ordenar en la cocina una cena especial para él y mi querida Tita se lució como chef ante la mirada atónita de las sirvientas, quise que se le hiciera el lomo horneado con papas en finas hierbas que tanto le gustaba. Yo le ayudé porque también me defendía en la cocina y más cuando se trataba de él y juntas, también le hicimos una deliciosa tarta de frambuesas y vainilla en baño de chocolate, era una delicia de postre que Tita hacía a la perfección y sabía que a él le iba a encantar.
Y lo hizo feliz.
Esa noche se sintió consentido y según él, ningún manjar para su paladar se comparaba con lo que Tita y yo le hacíamos con nuestras manos porque más que un plato delicioso lo más valioso para él era que estaba hecho con mucho amor, algo que nos halagaba. Nuestros hombres no se cansaban de besar nuestras manos porque para ellos significaba mucho, no sólo lo que podían hacer para deleitar sus estómagos sino lo que podían hacer por amor a ellos y eso no tenía precio.